Blogia
Ana Sanz Campos

Cuarte y la Jota

Cuarte y la Jota

Ayer alguien escribió una Carta al Director del Heraldo de Aragón en relación al Festival de la Escuela Municipal de Jotas de Cuarte de Huerva que cada año realiza en las Fiestas Patronales de Santa Ana.

Esta Escuela en la que hoy participan 81 alumnos de todas las edades, ha ido teniendo a lo largo de su historia muchos altibajos, estando hace poco tiempo 3 alumnos en guitarra, 12 en canto y otros tantos en baile.

Sin embargo, fue política de este Ayuntamiento mantener el grupo y, aún siendo elevado el coste económico y social, continuar trabajando con la esperanza de que todo mejorara con el tiempo, dando pasos poco a poco para darle forma e impulso.

A ésto ha acompañado que este curso cambiamos algunos de los profesores, todo tiene su ciclo y el anterior había finalizado, aunque es de bien agradecer a los que han estado antes el esfuerzo y dedicación que han tenido durante muchos años. 

Me sumo con ilusión a las palabras que en este escrito se dicen, aunque discrepo con absoluto respeto acerca de algunos de los comentarios, como que es el impulso de un "movimiento vecinal" y que "los dirigentes y mandatarios están lejos de la realidad", pues no nos olvidemos que el funcionamiento de esta Escuela es absolutamente municipal, tanto de los ensayos de las clases que se ubican en instalaciones municipales, como el coste y contratación del profesorado, este año, sin ir más lejos 12.130 € del que los alumnos pagan un porcentaje mínimo 6 € al mes ya que se cuenta con las actuaciones del grupo en algunos eventos municipales en los que se evita un coste. 

Valgan estas líneas, como así ya lo expresé el mismo día de la actuación en las redes sociales, para felicitar a los participantes de las tres disciplinas y a los profesores, que son verdaderos vocacionales de la Jota, pero, al igual que cuando las cosas salen mal los responsables y a quienes se echa la culpa es a los políticos, cuando algo sale bien, digo yo que algo tendremos que ver, ¿no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

JAVIER GIMENEZ ALVIRA -

Este es la CARA COMPLETA. Leedla, por favor.

CUARTE Y LA JOTA
Como todos los años se han celebrado en estas fechas las fiestas patronales de Cuarte, y al igual que en anteriores oportunidades ha tenido lugar la actuación de la Escuela Municipal de Jota, que como ya va siendo habitual en los últimos años, ha concitado la asistencia y participación de un gran número de asistentes, creciente en cada convocatoria anual y con tal renovación de entusiasmo por parte de público y organizadores, que está consiguiendo que dicho acto haya adquirido la categoría de imprescindible en el programa de fiestas de la localidad.
Este hecho podría pasar desapercibido, si no fuera porque en las bambalinas de su organización hay una importante corriente de participación ciudadana, que con la colaboración municipal, está consiguiendo que la correa de transmisión entre los veteranos defensores de la tradición jotera y las inquietudes de las nuevas familias que enriquecen el censo municipal, funcione con tal sincronismo que ha convertido esa plácida corriente en un ”tsunami” de cachirulos, bandurrias, alpargatas y bemoles que inundan todos los rincones de esta localidad, ya no sabemos si rural, industrial, residencial ..., pero indudablemente continuadora de una tradición que parecía languidecer en los últimos lustros.
Pero las cosas no avanzan por sí solas si no hay una maquinaria que las impulse y revolucione, y en este caso este movimiento cultural lo está pilotando un motor trifásico de absoluta precisión: Teresa Betoré, bailadora de etérea figura, pero grande, grande en su labor pedagógica de la danza aragonesa, Lourdes Urben que ha revolucionado las gargantas joteras de las generaciones cantoras de Cuarte, y Tomás con su rondalla como complemento imprescindible de este trípode de Nobleza Baturra que, con la necesaria colaboración, nobleza obliga, de la Concejalía de Cultura y Festejos, congrega durante todo el año a un pintoresco organigrama de actores que cuenta en su nómina desde niños, muy niños, hasta mayores, muy mayores -la Escuela Municipal de Jotas-, que entre cantos, danzas y música de cuerda, se ponen de acuerdo para refrendar el trabajo realizado durante todo un año ante su público, con motivo de las fiestas mayores de la localidad.
Es tan colosal el impulso adquirido por este movimiento vecinal que no ha podido detenerlo ni el deterioro económico, ni la hostilidad de los bancos y mercados y podría ser un ejemplo de rigor, constancia y esfuerzo ante la pasividad de muchos mandatarios y dirigentes, tan alejados hoy de la cotidianeidad de nuestras gentes y nuestros pueblos. ¡Allá va la despedida! Si supiera cantar una jota lo haría pero, de cualquier manera, uno mi voz a estos últimos para gritar alto y fuerte: ¡Viva Cuarte!, ¡Viva la Jota! y ¡Viva la madre que la parió!
Javier Giménez Alvira

JAVIER GIMENEZ ALVIRA -

Soy el autor de la carta. Lamento sinceramente que el texto publicado haya sido mutilado en varias frases. Menciono en dos ocasiones y de forma muy específica la colaboración municipal. Se lo voy a enviar a la Concejala para que lo publique aquí y podáis leerlo completo. ¡Felices fiestas a todos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres